ELENA JARRÍN, OPTIMISTA Y ENAMORADA DE LA VIDA

Post image

Elena Jarrín se dio a conocer con una novela erótica de tintes policíacos y de ahí pasó a un cuento infantil, sin perder ni el optimismo ni la sonrisa ni las ganas de seguir escribiendo y compartiendo con sus lectores sus experiencias literarias. Eso mismo va a hacer en la I Feria del Libro de Portugalete el próximo sábado 16 de junio, de 13:00 a 15:00, en la caseta de Urrike Liburudenda. Además de firmar libros tiene actividades preparadas para que los más pequeños pasen un rato divertido. Quisimos saber más sobre ella y esto es lo que nos ha contado.

 

Por favor, háblanos de ti, quién eres, qué escribes, en qué estás trabajando ahora.

De mí, os cuento que soy una persona que siempre me he expresado escribiendo, me gusta escribir desde que sé hacerlo. Al igual que me gusta leer desde que tuve la capacidad de unir las letras y darles significado. A raíz de ganar un premio literario con uno de mis relatos, me decidí a intentar completar algo más amplio y escribí mi primera novela, “Dulce introducción al caos“(editorial Alfasur, 2015) novela erótica con trama policial. Fue muy bien recibida por público y crítica y en menos de un año llevábamos cinco ediciones. Y me vi firmando libros en la Feria de Madrid, que para mí siempre había sido un referente, el sitio donde los escritores muestran año tras año lo que han  sacado de su trabajo y de su imaginación. Incluso tuve la oportunidad de viajar a México a presentarlo en la Feria del libro de Puebla e impartir allí diferentes ponencias literarias. Experiencias que no podré olvidar.

Un poco más tarde, a raíz de conocer la historia de una niña que lleva más de trece años enferma, pasando por hospitales, hice una promesa, publicar un cuento para ella y publiqué “María y el tintero” (editorial Alfasur, 2016) un cuento cargado de optimismo que nos enseña a ser tolerantes con las personas enfermas que nos rodean y a sonreír siempre a la vida. Y al igual que con el primero empezaron presentaciones y ferias, pero esta vez rodeada de niños, que me explicaban cómo mi cuento les había hecho pensar, o lo mucho que les gustaba leerlo por las noches antes de dormir. Incluso desde una escuela en Tigre, Buenos Aires (Argentina) recibí muchísimos dibujos de tres cursos que trabajaban con mi libro en clase la integración. Como podéis imaginar solo por esas frases y esos dibujos mereció la pena publicarlo.

Ahora mismo, en cuanto a escritura, estoy enfrascada en una historia muy especial, una chica con problemas mentales. Que me está haciendo investigar sobre un terreno del que conocía poco y me está resultando enriquecedor. Pero no puedo desvelar mucho más hasta no tenerla acabada.

Y en proceso de corrección tengo una novela muy divertida sobre ligues a través de redes sociales, repleta de historias increíbles pero ciertas, sobre cómo buscar pareja a través de la web. Algo muy habitual en esta época y que genera situaciones hilarantes en algunos casos y te hacen a los personajes tirarse de los pelos en otras.

¿Qué tiene de especial tu manera de escribir? ¿Qué aportan tus libros?

¿Qué tiene  de especial mi manera de escribir? Con esta pregunta me obligas a describir cómo soy yo, ya que cada escritor plasma en el papel ciertos rasgos de su personalidad, definidos o no, extremadamente visibles u ocultos hasta para él, pero todos, dejamos un “pedacito” de nosotros en nuestros escritos. Leí una entrevista en la que Arturo Pérez Reverte decía “lo que ven los personajes, lo ha visto el autor previamente” y estoy de acuerdo con él.

Mi forma de escribir refleja lo que soy. Soy una persona optimista, enamorada de la vida y lo que me rodea, imaginativa, intensa, sensible y directa. Abordo temas cotidianos de un modo pasional, y de frente, siempre de frente. Y esta forma de ser y de escribir hacen que mis historias atraigan la atención del lector. Con “Dulce introducción al caos” cuando me escribían lectores a los que no conocía (porque la familia no cuenta, ellos siempre opinan bien de mí) lo que más se repetía era “me has tenido enganchada al libro de principio a fin” “me he sentido identificada con la protagonista y no podía parar de leer”. Creo que le doy cierta cotidianidad y cercanía a mis escritos y a la vez los hago intensos, expresen lo que expresen.

Y con respecto a ¿qué aportan mis libros? Sumergen al lector en historias creíbles, cercanas a su mundo cotidiano en muchos puntos y con situaciones inesperadas en otros, que le hacen permanecer atento. Historias intensas, pasionales, a veces desenfrenadas y otras con paradas bruscas donde no debían estar, que consiguen sacar a los personajes del guión predecible. Y todo ellos regado con mucha imaginación.

¿Qué destacarías de una iniciativa como esta, una feria del libro en Portugalete?

Para mí, las ferias del libro han sido siempre un referente, un lugar donde poder hablar de literatura, donde compartir críticas sobre los últimos libros que has leído, donde conocer novedades inesperadas y poner cara a las personas que las escriben. Ver hablar a un escritor, más allá de las páginas que has leído de él es un placer. Entre sus casetas, año tras año, me he dejado aconsejar por autores, editores y libreros. Y he disfrutado de muchísimas lecturas que no habría encontrado si no hubiera pasado por allí. Me encanta acudir a las ferias y ver quién firma cada día, que editoriales participan, que novedades tienen y qué librerías apuestan año tras año por asesorar desde allí los libros que más les han llamado la atención. Creo que poca gente aconseja mejor que un librero apasionado por su trabajo. Y en las ferias encuentras muchos.

Cuando me enteré por un compañero de la asociación de escritores a la que pertenezco, de que se estaba intentando organizar la I Feria del libro de Portugalete, me emocioné. Es precioso crear una tradición de la nada y sobre todo una tradición que tenga que ver con literatura. Los libros hacen soñar a los que los leen, te infiltran en vidas paralelas que nunca llegarías a vivir si no es de este modo, te hacen reír, llorar, emocionarte, excitarte, te asustan, te reconcilian con el mundo cuando lo has abandonado. Los libros son magia. Y crear una feria del libro y hacer que todos podamos disfrutarla es mágico y emocionante. Y más si te llaman y te piden que participes activamente en ella. Todos los organizadores y participantes han arriesgado su tiempo y su ilusión en este proyecto y es admirable, además de realizarse la feria en una localidad preciosa, que tengo el placer de conocer.

¿Qué papel puede tener, en tu opinión, una librería como Urrike, en la promoción y desarrollo de la cultura?

Las librerías son unos de mis lugares favoritos, son esos rincones escondidos en cada ciudad o en cada pueblo donde puedes oler los libros, rozar sus páginas y soñar con lo siguiente que vas a leer. Urrike es una librería comprometida con la cultura, porque no se conforma con el mero hecho de vender libros. Aconseja sobre ellos, se preocupa por conocer a los autores que recomienda, maneja una web y un blog cargado de contenido literario y participa en iniciativas como la I Feria del libro de Portugalete, que incita a disfrutar de esta forma tan bonita de expresión cultural que es la lectura.

No hay mejor forma de promocionar la lectura que disfrutando con ella, y vosotras disfrutáis de los libros y hacéis cómplices de vuestro disfrute a los demás. Además tenéis una característica que me encanta, ponéis especial cuidado en la sección de libros infantiles. Incentivar la lectura en los más jóvenes, consigue crear adultos comprometidos culturalmente. Igual que es importante apoyar y difundir géneros literarios como la poesía.

¿Cuáles son tus referentes?¿ Quiénes son tu autores favoritos?

Hay muchísimos, todos los libros que he ido leyendo en mi infancia y mi adolescencia me han ido marcando y me han servido de referencia. Igual que lo hacen los libros que leo actualmente. Considero tan importantes los clásicos que tienen mucho que enseñarnos, como leer literatura contemporánea que refleja el momento histórico, político y social en el que nos movemos.

Si tuviera que nombrarte alguno empezaría por El principito de Antoine de Saint-Exupéry, libro que recuerdo con muchísimo cariño, lo leí siendo muy pequeña y no lo llegue a comprender, pero el optimismo que rezumaba me hizo guardarlo y releerlo en muchas ocasiones. Platero y yo de Juan Ramón Jiménez, que me envolvió con su ternura siendo también una cría. La poesía de Gloria Fuertes que para mí defendía la igualdad entre hombres y mujeres. Los santos inocentes de Delibes, me hizo ver la dureza de la vida en toda su magnitud. Las memorias de Idhun de Laura Gallego que me introdujeron en la ciencia ficción… Y a partir de ahí Atlas de geografía humana de Almudena GrandesCrónica de una muerte anunciada de García MárquezEnsayo sobre la ceguera de Saramago, Walt Whitman, Jorge Volpi, Muñoz Molina, Perez Reverte, Sergio del Molino, Juanjo Millás

¿Cuál es el clásico que no has podido leer?

Si te refieres a algún libro que no haya terminado, debo confesar que Ulises de James Joyce.

¿Qué libro estás leyendo ahora?

Un andar solitario entre la gente de Antonio Muñoz Molina.

¿Qué libro nos recomendarías y por qué?

De los últimos que he leído uno de los que más me ha sorprendido ha sido Ordesa de Manuel Vilas. Porque resulta demoledor leer como un hombre comparte parte de sus miserias y sus miedos expresándolos de manera tan cruda en algunos pasajes.

Intemperie de Jesús Carrasco, que me pareció una joya, por el tipo de lenguaje y el mensaje final del libro.

Hojas de hierba de Walt Whitman. Aquí sobran los porqués.

Crónica de una muerte anunciada de García Márquez que en la primera frase te desvela todo lo que va a contar en el libro y aún así no puedes parar de leer hasta la última página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sin Resultados

Lo sentimos, no hemos encontrado lo que buscas. Prueba con diferentes palabras.

Este sitio web utiliza cookies de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies.
Facebook