I FERIA DEL LIBRO DE PORTUGALETE 2018, CONSEGUIDO

Post image

El tiempo es relativo, no lo digo yo, lo dijo Einstein, y el refranero popular dice que el tiempo lo pone todo en su sitio. Ha pasado una semana entera desde que finalizara el periplo de Urrike Liburudenda en la I Feria del Libro de Portugalete 2018 y bastante más desde que nos decidiéramos a participar, y en algunos aspectos parece que haga un millón de años de aquello mientras en otros la sensación es de haberlo vivido como si fuera un instante.

Atrás quedan ya las muchas horas preparando el material, cajas y cajas de libros, cajas y cajas de descartes, cambios de última hora, libros que no llegan, libros que no caben, llamadas para consultas, albaranes, facturas, papeles sobre papeles que no son capaces de reflejar los momentos de dudas, de tomar decisiones, de miedos, de preocupaciones, de esperanzas y de ilusión.

Mucha ilusión es lo que hubo en la feria, más que libros. Debería haberse llamado la I Feria de la ilusión y el amor por los libros. Ilusión que contagiaba la organización, ilusión por parte de todos los participantes, los ocupantes de las casetas vecinas, los escritores que vinieron a firmar sus ejemplares. Diría que había ilusión hasta en el puente colgante que por momentos parecía sonreír.

Durante los cuatro días que duró la feria hubo tiempo para todo, tiempo con esa cualidad elástica que mencionábamos al principio. Tiempo para ver pasar la gente y que la gente nos viera. Tiempo para hacer amigos y compartir experiencias e ideas. Tiempo que pasaba lentamente cuando los visitantes escaseaban, el mismo que íbamos a echar en falta cuando todos querían comprar a la vez. Tiempo para buscar aparcamiento, comer algo, relajarse, ir y venir, confundirse con los paseantes, descubrir un cielo azul, un velero surcando la ría, las mareas que subían y bajaban. Tiempo para disfrutar de la aventura de sacar los libros a la calle y acercarlos a sus dueños, los lectores.

Tuvimos muchos autores más o menos conocidos, pero todos entregados a su papel, dispuestos a pasar el rato y a firmar los libros que fueran necesarios. Tuvimos a un tipo conocido por su amor a las anchoas que acaparó ventas, rumores y curiosos. Pasó por allí un exlendakari, camuflado entre los que paseaban. Hubiera estado bien contar con un lendakari, aunque fuera de incógnito, que los libros son cultura y el sector editorial es algo más que los grandes grupos. Que la cultura también crea riqueza, genera empleo, y sobre todo, ayuda a convertirnos en ciudadanos con pensamiento crítico, con valores. Pero quizás eso es lo que no interesa, ciudadanos que leen y cuestionan.

Ilusión, tiempo y agradecimientos. En Urrike Liburudenda estamos agradecidas por haber podido disfrutar de esta ocasión única, de probar una feria y recrear un rincón de la librería debajo de un puente, pero no uno cualquiera. Y desde aquí queremos dar las gracias a la organización, la asociación Cómplices Literarios, por hacerlo posible, por estar siempre disponibles para solucionar cualquier duda o entuerto, siempre con una sonrisa amable, siempre transmitiendo su ilusión. Gracias Adrián, para nosotras su cara visible y sonriente.

También estamos muy agradecidas a todos los escritores que compartieron su tiempo, sus ideas y sus ganas en la caseta de Urrike. Esperamos haberos hecho la estancia razonablemente cómoda y confiamos que surgirán en el futuro ocasiones para colaborar en nuevos proyectos. Gracias  Julián, Xabier, Julio, Elena, Imanol, Carlos, Elena, José Luis, Alicia, Noelia, Martín y Manuel. Gracias y suerte en vuestros proyectos.

Queremos dedicar un agradecimiento especial a la persona responsable de la meteorología, que hizo un grandísimo trabajo manteniendo la lluvia a raya y una temperatura que invitaba a pasear. También estamos agradecidas a aquellos amigos que vinieron a visitarnos desde Durango y otros pueblos. Gracias a todos los que encontraron en la caseta de Urrike el libro que estaban buscando o que les estaba buscando como lectores. Y, para terminar, gracias a los vecinos de caseta, que siempre se mostraron más que dispuestos a colaborar y echar una mano, ofreciendo libros, sillas o consejos. Gracias Isabel y Mónica, de Liber 2000, y a todos los demás.

En fin, dicen que una imagen vale más que mil palabras. Dejo aquí unas cuantas fotos, testigos de una parte de cuanto allí aconteció. Y un enlace a nuestro Facebook, para ver el vídeo que nos hemos hecho.

 

3 Thoughts on I FERIA DEL LIBRO DE PORTUGALETE 2018, CONSEGUIDO

  1. Mamma mía Asun. Vaya trabajo que os tomasteis. Se ve que la ilusión hace maravillas con el tiempo. Enhorabuena.

    Reply
  2. Gracias a vosotras por esa ilusión y entusiasmo que transpirabais y contagiabais, no sólo por los libros sino por la vida que es lo que llena los libros. Un beso desde Méjico.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sin Resultados

Lo sentimos, no hemos encontrado lo que buscas. Prueba con diferentes palabras.

Este sitio web utiliza cookies de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies.
Facebook