JULIAN BORAO, POETA DE LAS NOCHES DE BILBAO

Post image

Julian Borao entiende la poesía como una necesidad vital y, aunque poeta todas las horas del día, en algún momento pensó que la noche se prestaba mejor a un maridaje de la poesía con la música y los bares, dando lugar a Las Noches Poéticas de Bilbao. Podremos preguntarle sobre esto y otras curiosidades durante la I Feria del Libro de Portugalete, en la caseta de Urrike Liburudenda, el próximo jueves 14 de junio de 17:00 a 19:00. Para ir abriendo boca le hicimos algunas preguntas y esto es lo que nos ha contado.

 

Por favor, háblanos de ti, quién eres, qué escribes, en qué estás trabajando ahora.

Soy bilbaíno, he vivido dieciocho años en el extranjero (en París, Ginebra y Hendaya). Licenciado en Filosofía y Letras (Universidad de Deusto, 1977) me dedico a la docencia desde 1979 donde he ejercido en diferentes etapas educativas. Escribo poesía desde la adolescencia, mi primer poema publicado fue en la revista Kantil de Donosti en 1977. He participado en diferentes antologías y revistas poéticas. Tengo publicados tres poemarios individuales: Cuestión de suerte (Vitruvio), Días pares e impares (LUPI) y Todo pasa por algo (Vitruvio) así como un cuento para niños en la antología Juntos por un sueño (Tierra de nubes). Fundamentalmente, escribo poesía aunque también escribo, ocasionalmente, relatos que nunca he editado. Tengo dos poemarios inéditos terminados y, en estos momentos, estoy trabajando en otro poemario y en un proyecto de memoria personal y familiar.

En 2010, junto con el poeta Óscar Alberdi (1966-2011), creé las Noches Poéticas de Bilbao, un espacio de poesía y música en los bares, cuyo objetivo es difundir la poesía y la cultura en lugares de ocio, que sigue funcionando actualmente. El equipo gestor lo formamos tres poetas: Julio G. Alonso, Monika Nude y yo, con el inestimable apoyo de Andrea Uña. En 2012 creamos la Asociación Artístico Cultural Noches Poéticas de la que soy el actual presidente. En Noches Poéticas pretendemos que la actividad poética se desarrolle de una manera dinámica y participativa, junto con la música y cualquier otra actividad cultural. Es básico dotar a quienes escriben de un foro público en el que compartir así como dar a conocer autores conocidos y noveles. Llevamos ocho temporadas recorriendo locales de Bilbao y de algunas otras ciudades, habiendo realizado cerca de 120 veladas, y hemos organizado varios encuentros poéticos reuniendo a decenas de poetas venidos de diferentes lugares. Además, hemos venido realizando una colección poética así como un Concurso Anual de poesía. En la I Feria del Libro de Portugalete, realizaremos la velada final de la temporada 2017-2018, el sábado, 16 de junio, a partir de las 20:30.

¿Cómo entiendes tú la poesía?

Personalmente, entiendo la poesía como una necesidad vital, una manera de entender mi propia existencia y de conectarme con el mundo real y con el asombro cotidiano de vivir. La poesía existe más allá del poema, se encuentra en cualquier parte y en cualquier arte, es un concepto muy amplio, incluso una intuición, que se puede intentar traducir convirtiéndola en lenguaje mediante las palabras. El resultado puede ser muy variado e incluso, a veces, complicado, pero es porque sucede que no siempre se puede descifrar claramente lo inexplicable. Yo no escribo poemas como algo premeditado sino que es algo interior que me ha impulsado a hacerlo desde que lo descubrí.

Cuando alguien llega a darse cuenta de que necesita escribir poemas surge un impulso interior que le empuja a seguir. En ese momento, debe abrirse a leer a diferentes poetas, clásicos y contemporáneos, porque la escritura poética no es solamente la capacidad de escribir, poseer sensibilidad o emocionarse, sino que, a partir esas aptitudes y actitudes, se puede convertir en un arte y, como cualquier arte, forma parte de una de las manifestaciones culturales de las sociedades, eso que nos hace ser parte de la herencia, el ahora y el futuro de nuestra experiencia global de existir.

Parece que la poesía vuelve a estar de moda, hay autores jóvenes que mueven sus poemas a través de redes sociales, editoriales que se animan a publicar, ¿cómo ves este movimiento desde tu experiencia?

Creo que la poesía nunca ha dejado de estar presente porque todos los seres humanos tenemos la capacidad de sentirla, de percibirla, aunque no siempre se reconozca de inmediato. Además, durante mucho tiempo se la ha encasillado, bien en un tipo de expresión tradicional que no interesa a la mayoría, o en otra, más complicada, que no se comprende. Incluso, en un quehacer íntimo que quien lo realiza no se atreve a compartir con los demás. En este sentido, creo que la llegada de internet ha facilitado los intercambios, la difusión y la posibilidad de llegar a más espacios. Por ello, muchos jóvenes han podido descubrir que la poesía no es solamente la que les enseñaron académicamente sino que es una forma de expresión mucho más abierta y con muchas más posibilidades de las que creían. Así, está surgiendo un movimiento poético entre los jóvenes que, a pesar de que muchos piensen que se basa en la inmediatez y que carece de una reflexión poética seria o erudita, creo que va a ser el punto de partida de una difusión de la poesía como no habíamos conocido anteriormente. Por mi parte, pienso que está apareciendo una interesante cantera de autores jóvenes que son el germen de futuros grandes poetas. Por eso, opino que hay que apoyarlos y, desde nuestra experiencia, enseñarles a seguir su camino, sin dogmatismos elitistas. Para mí, un joven que se interesa por el quehacer poético es un regalo que no quiero perder así que procuro ayudarles en la medida de mis posibilidades y me parece muy bien que haya editoriales que apuesten por ellos.

Vivimos tiempos convulsos, crisis económica, crisis identitarias, un mundo globalizado, ¿la poesía sigue teniendo lugar? ¿Qué puede aportar?

Como ya he dicho, la poesía forma parte de nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro y, por ello, en tiempos convulsos (aunque todos lo hayan sido en una u otra medida), la poesía debe ocupar un lugar especial como reconocimiento de nuestra herencia social y personal, nuestra ubicación en el mundo actual y nuestras esperanzas por un futuro más solidario y abierto. La poesía es también una forma de situarse en la vida y en la sociedad, para reconocerla, descubrirla e, incluso, criticarla. Además, la poesía también es belleza en su concepto más amplio, desde la perspectiva de quien mira, es decir, una manera de hacer más bella la experiencia vital, como auto-terapia o como análisis de la realidad íntima o externa. Si creemos en un mundo más amable, la poesía debe formar parte de él.

¿Qué destacarías de una iniciativa como esta, una feria del libro en Portugalete?

Evidentemente, toda Feria del Libro es un acontecimiento que debe alegrarnos por lo que supone de difusión de la literatura y de apoyo a quienes la hacen posible. La alegría es mayor cuando se convoca por primera vez en cualquier lugar porque, desde ese momento, se le dota de un espacio nuevo que no hará sino enriquecer el conocimiento, los intercambios y la promoción de algo que forma parte del crecimiento cultural de nuestra sociedad desde siempre: los libros. Desde aquí quiero felicitar a “Cómplices Literarios Elkartea” por su esfuerzo, así como a quienes han colaborado y han hecho posible esta I Feria del Libro de Portugalete.

¿Qué papel puede tener, en tu opinión, una librería como Urrike, en la promoción y desarrollo de la cultura, en este caso de la poesía?

Pienso que las librerías juegan un papel fundamental, más allá de la venta de libros, en la promoción y difusión de la cultura, siempre lo han jugado, pero actualmente, en esta época de globalización, creo que su labor es más importante aún, sobre todo para los autores que no son editados por las grandes editoriales con distribuidoras potentes. Las librerías son un claro referente para la mayor parte de la población y su papel se puede enfocar bajo tres objetivos básicos: asesoramiento, promoción y dinamización. Asesoramiento para el público, promoción para los autores (y editoriales independientes) y dinamización en el desarrollo de la cultura. Todo ello, dota a los libreros de una capacidad de acción muy amplia pero también les exige un esfuerzo de cara a la creación de canales de difusión como son las páginas webs o blogs, redes sociales, medios de comunicación (prensa, radio y televisión), participación en ferias del libro y en eventos culturales y organización de presentaciones, charlas, debates, etc, en la propia librería. Las librerías deben ser no solamente un local comercial donde adquirir libros sino también un punto de encuentro cultural.

En el caso de la poesía, su apoyo es fundamental. Hay que tratar de ampliar la oferta poética haciendo un gran esfuerzo para promocionarla y conseguir que el público se dé cuenta de que adquirir un libro de poesía es la mejor inversión que se puede hacer ya que, a diferencia de una novela, se puede abrir por cualquier página y leer en diferentes momentos los poemas que le han llegado al lector de manera que sienta, cada vez que los lea, el mismo estremecimiento que la primera vez. Un libro de poemas que te gustan no se queda olvidado en la estantería cuando se ha leído sino que es una obra activa que cobra vida cada vez que se abre de nuevo.

¿Cuáles son tus referentes? ¿Quiénes son tus autores favoritos?

Siempre me ha costado citar autores favoritos o referentes porque hay muchos y cada autor ocupa un lugar concreto en mi identidad, algunos, evidentemente, en su globalidad; pero también, en su particularidad. Por ejemplo, hay poemas-referente sin que ello signifique que me gusten todos los poemas de sus autores. Además, mi poesía se nutre, no sólo de autores de poesía sino también de otros de géneros diferentes como la narrativa, la pintura y, especialmente, la música. Por ello, ciñéndome a los poéticos, para citar mis referentes debería citar no sólo a los que considero actualmente sino también a los que me marcaron en alguna etapa de mi vida, por lo que la lista sería exhaustiva. Entre otros muchos, algunos de ellos han sido Konstantino Kavafis, Allen Ginsberg, Luis Cernuda, José Ángel Valente, Jaime Gil de Biedma, Claudio Rodríguez, Gioconda Belli o Ángel González. En mi juventud, es decir, en mis inicios, me marcaron especialmente la antología de “Nueve novísimos”, como propuesta innovadora de aquella época, y la Generación Beat, en su conjunto poético-vital. En cuanto a mis autores favoritos actuales, por citar algunos: Blanca Sarasúa, Luis García Montero, José Elgarresta, Luis Alberto de Cuenca, Antonio Gamoneda, Katy Parra, Chantal Maillard

¿Cuál es el clásico que no has podido leer?

¡Ja, ja! Pues lo cierto es que siempre se me ha atragantado el “Ulises” de James Joyce.

¿Qué libro estás leyendo ahora?

Normalmente, suelo estar leyendo varios libros a la vez y siempre estoy releyendo poesía. Ahora mismo estoy leyendo “Autobiografía” de Helmut Newton, “Mirada retrospectiva” de Lou Andreas-Salomé y el poemario “Mientras me alejo” de Karmelo Iribarren.

¿Qué libro nos recomendarías y por qué?

Os recomendaría la antología de poetas de Bilbao, “Voces del Nervión” (Ed. Vitruvio, Madrid, 2018) coordinada y prologada por el escritor Alberto Infante, que acaba de ser editada y que se presentará el próximo 29 de junio en Madrid. Hacía 17 años que no se editaba una antología de poetas de Bilbao y me parece que ésta, que recoge un abanico de poetas de diferentes generaciones de la zona del gran Bilbao, concretamente catorce, es una interesante crónica que debería estar en la biblioteca de cualquier amante de la poesía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sin Resultados

Lo sentimos, no hemos encontrado lo que buscas. Prueba con diferentes palabras.

Este sitio web utiliza cookies de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies.
Facebook