LOS MANDIBLE. UNA FAMILIA: 2029-2047

Vivir en un mundo donde ya no se publican libros, ¿merece la pena? Los Mandible. Una familia: 2029-2047, la última novela de Lionel Shriver responde a esa pregunta y a muchas más.

los mandible. una familia: 2029-2047-lionel shriver-9788433979803

Imaginemos el futuro. Una crisis que se lleva por delante los ahorros; la esperanza de vida se alarga hasta sobrepasar los noventa años; la sociedad se divide entre quienes tiene dificultades para llegar a fin de mes, obligados a encadenar trabajos precarios, y quienes cobran algún tipo de pensión del estado; violencia, decadencia de la civilización. Este es el escenario donde la familia Mandible tiene que sobrevivir mientras aguardan los millones de la herencia del abuelo, ya nonagenario, que acabaran volatilizados en el contexto de crack bursátil de 2029, similiar al de 1929.

Lionel Shriver propone una distopía en un futuro cercano, tan parecido al presente que sólo la aparición de un internet omnipresente al que todos se conectan a través de unos aparatos, teléfonos móviles vagamente futuristas, nos permite pensar que no está hablando de la actualidad.

Con la afinada creación de personajes que caracteriza los libros de Liones Shirver, sin faltar la ironía y un humor teñido de sarcasmo, nos va contando las andanzas de las diferentes generaciones de la familia Mandible, enfrentados a un mundo que se desmorona ante sus ojos. Vemos como van pasando por diferentes estados de ánimo, desde incredulidad o miedo a desesperanza o cierta resignación por su suerte. Los roles van cambiando, permitiendo que algunos miembros de la familia, los marginales, revelen ciertas capacidades que, en medio del caos, se revelan como las más útiles.

En algunos puntos casi parece una crónica periodística, datos y más datos de una economía que se derrumba, análisis de economistas y políticos incapaces de ofrecer explicaciones que no sean a posteriori. Inevitable no pensar en nuestro pasado reciente cuando las portadas de los periódicos se llenaron de datos sobre la prima de riesgo, que casi pasó a ser alguien de la familia, de artículos que pasaron de hablar de crecimiento a el descenso a los infiernos de una crisis que cada día batía récord de parados y malas noticias.

Además del tema económico Los Mandible nos obligan a reflexionar sobre las consecuencias de una mejora en la calidad de vida. Algo que parece bueno y deseable puede conducirnos a una sociedad dividida entre quienes cobran una pensión, disfrutan de una larga y aceptable vida, y aquellos obligados a asistirles porque la tecnología ha eliminado casi todo el tejido industrial y con él, los puestos de trabajo asociados. Las generaciones más jóvenes se ven obligadas a sobrevivir con trabajos mal pagados, sin expectativas, sin futuro, y miran con envidia, con recelo, a esos viejos que no tiene que trabajar, que viven mucho mejor que ellos y que, puesto que votan en masa, mantienen en el poder a unos políticos incapaces de proponer alternativas, llevando al país a la bancarrota en su afán de mantener los privilegios de una parte de la sociedad.

El futuro que pinta Lionel Shriver es un tanto deprimente, más por cuanto se parece sospechosamente al momento actual, pero las dosis de humor, casi “mala leche” que entretejen la historia ayudan a hacerlo llevadero. Una gran lectura, uno de esos libros que te obliga a pensar, a prestar atención a lo que ocurre a tu alrededor, que plantea preguntas y hasta te hace reír.

LOS MANDIBLE

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sin Resultados

Lo sentimos, no hemos encontrado lo que buscas. Prueba con diferentes palabras.

Este sitio web utiliza cookies de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies.