RESUMEN DE LA REBOTIKA DE MAYO

Post image

Entre las muchas cosas que te proporciona un libro está la posibilidad de viajar junto con sus personajes, visitar lugares desconocidos, tal vez lugares conocidos y aprender a verlos con otros ojos; por poder, se puede hasta visitar el pasado, soñando mundos que ya fueron y de los que sólo podemos conocer sus ruinas. Parte de la magia de leer reside en la capacidad de los libros para dotar de encanto a lugares que, en principio, no tienen más interés que las historias que algún escritor fue capaz de proporcionarnos con su sola habilidad para unir palabras. En la Rebotika de mayo quisimos echar un vistazo a esos libros que en algún momento nos han hecho desear conocer un país o una ciudad, porque entendemos que ciertos lugares en ciertos libros funcionan como un personaje más.

Quizás, de entre todos los lugares que alguna vez espero visitar, el estado de Maine, en EEUU, sea uno de los que mejor conozco sin haber estado nunca, todo  gracias a la monumental obra de Stephen King, un tipo capaz de escribir algunas obras maestras y bastantes libros como para olvidar, pero casi todos ambientados en su estado natal, donde sigue viviendo. Está claro que, en su caso, no le ha hecho ninguna falta viajar para producir una asombrosa cantidad de novelas. Dejo por aquí un enlace a un artículo donde hablan muy bien de toda su trayectoria.

Sin salir de Maine puedes encontrar un punto de vista muy diferente de la vida en los pueblos pesqueros de la región en La tierra de los abetos puntiagudos, una novela de 1896, escrita por Sarah Orne Jewett. También en un pueblo pesquero de Maine está ambientada Olive Kitteridge, de Elizabeth Strout, historias entrelazadas, vidas entrelazadas que comparten un lugar.

Si lo que te apetece es una visita a algún sitio un poco más cerca pero bastante desconocido, puedes aprender a amar Bulgaria con Tierra de sombras, de la autora Elizabeth Kostova, un repaso a la turbulenta historia de los años del comunismo en los países del Este y la situación actual.

Si lo tuyo es lo oriental, déjate llevar por el eterno candidato al nobel Haruki Murakami con su obra Kafka en la orilla, en el que su protagonista se escapa de su casa e inicia un viaje que le llevará a Takamatsu, en una de las islas más alejadas de la capital.

Puedes darte una vuelta por Polonia, patria de la gran Marie Curie, gracias a la biografía que hizo Rosa Montero en La ridícula idea de no volver a verte, un viaje a través de la vida de una gran mujer partiendo de su manera de afrontar el duelo tras la muerte de su esposo, Pierre Curie.

Si lo que te inspiran son los espacios abiertos, la naturaleza salvaje y las historias de aquellos pioneros que trataban de sobrevivir en la América más indomable, todo ello narrado con un lenguaje cotidiano, como el que usarían ellos, puedes probar con la obra de Willa Cather, ganadora del Pulitzer en 1923 con Uno de los nuestros.

Tampoco puedes dejar de visitar las islas griegas a través de la mirada del naturalista Gerald DurrelO, sin alejarnos del Mediterráneo, probar el embrujo del desierto con los protagonistas de El cielo protector, novela de Paul Bowles llevada al cine por Bernardo Bertolucci con John Malkovich y Debra Winger. Aquí el trailer.

Si decides quedarte en la península, puedes dar una vuelta por Toledo de la mano de Eloy Moreno, con su novela Lo que encontré bajo el sofá, repleto de información de los lugares más interesantes de la ciudad. O sumergirte en sus catacumbas con el cuento El pozo y el péndulo, de Edgar Allan Poe, todo un clásicoCualquiera de las novelas de Miguel Delibes es un viaje en sí mismo a través de Castilla, de sus pueblos, de sus paisajes, de personajes que parecen surgir de la tierra dura y desolada de sus páramos.

Y hablar de páramos también es hablar de la tierra de las hermanas Brontë, en cuya obra podemos conocer lugares salvajes como algunos de los personajes que crearon. Sin duda, ese también puede ser un destino de viaje de lo más literario.

Puedes sumergirte en el continente africano siguiendo los pasos de Ryszard Kapuscinski en Ébano, crónica periodística imprescindible para conocer muchos de los conflictos que asolan esta parte del mundo. Dejo por aquí una entrevista que se le hizo en rtve, por si alguien siente curiosidad.

Por lo que pudimos ver en la Rebotika de mayo son muchos los libros que nos pueden llevar de viaje sin llegar a levantarnos del sofá. En ocasiones, puede ser por la manera en que están descritos los lugares, o por su capacidad para forjar personas y caracteres. A veces se trata de viajes que transforman, no solo a quien los hace si no también a quienes decidimos acompañarle en su travesía como lectores. Podemos aprender a amar un lugar a través de la páginas de un libro, y hay paisajes que, por cotidianos, sólo empezamos a valorar cuando otro nos lo describe como parte de su relato. Si algo hemos aprendido es que, para viajar, sólo necesitamos un buen libro.

 

 

2 Thoughts on RESUMEN DE LA REBOTIKA DE MAYO

  1. Totalmente de acuerdo con lo que has escrito.
    Por circunstancias personales llevo tiempo sin viajar y sin poder llevar a cabo el sueño de salir de casa con una mochila y recorrer el mundo sin prisas.
    Los libros me ayudan a cumplir mi sueño mientras llega el momento de materializarlo pero como el tiempo va pasando… todo mi agradecimiento a las personas que compartís vuestro tiempo y espacio para aportar a las demás vuestros conocimientos y vivencias.
    Un abrazo y espero veros en el próximo encuentro.

    Reply
    • Gracias por compartirlo. Imaginamos que hay mucha gente en tu situación, queriendo viajar y sin poder hacerlo por falta de tiempo, tal vez dinero u otras circunstancias. Sin embargo, los libros están ahí y es otra forma de conocer un poquito de este maravilloso mundo que llamamos hogar.

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sin Resultados

Lo sentimos, no hemos encontrado lo que buscas. Prueba con diferentes palabras.

Este sitio web utiliza cookies de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies.
Facebook